Diversidad global, Viajes

Estambul, un destino mágico que espera por ti

 Viajar a Estambul representa una experiencia sensorial

Una ciudad en la cual sus colores, olores, sabores y música, harán una fiesta a tus sentidos.

Esta mega urbe con más de 14 de millones de habitantes, es la capital de Turquía, y se encuentra ubicada entre Asia y Europa, forma parte de ambos a la vez.

La misma fue parte del Imperio Romano, Bizantino y Otomano, lo cual le otorga gran peso histórico a la ciudad, con una mezcla de influencias que se ven reflejadas no solo en su gente, sino también en su arquitectura, gastronomía y monumentos.

Gracias a la dualidad que posee Estambul al estar entre dos continentes y tener una historia tan nutritiva, la ciudad es conocida de diversas formas, desde: “La Ciudad Eterna del Oriente, la Roma del Este”, hasta la ciudad de los tres nombres: Bizancio, Constantinopla y Estambul.

Todo esto, sumado a su importancia en el mundo musulmán, hace que este destino sea una de las ciudades más visitadas del planeta.

 

Les aseguro, que esta ciudad es una visita obligatoria para todo viajero que esté abierto al sinfín de emociones que puede ofrecer un país como Turquía, los amante de la buena gastronomía, los bazares y lugares esperando ser descubiertos por los turistas.

En esta oportunidad, te recomendaré una serie de lugares imprescindibles de Estambul.

Agarra tu bolso y alístate en este viaje a una ciudad rodeada de sarcófagos, mosaicos, esculturas y mil cosas más de las diversas culturas que se encuentran representadas en el lugar, será un camino emocionante.

Uno de los lugares turísticos que llamó mi atención fue la Mezquita Azul, por su belleza indiscutible resalta en la ciudad, además es gratis y está totalmente abierto para las visitas.

Un dato curioso sobre esta ciudad es que se le conoce también como “La Ciudad de las Mil Mezquitas”, por ello te invito a recorrer la mayor cantidad de mezquitas que puedas.

Es mágico contagiarse con la energía y espiritualidad que transmiten estos lugares, a la hora de las oraciones oirás plegarias por toda la ciudad gracias a su gran cantidad de speakers.  El Museo Santa Sofíaes el gran símbolo de la ciudad, fue primero iglesia, y luego mezquita, te encantará también el Museo Arqueológico.

Debes visitar el antiguo Gran Bazar y el Bazar de las Especias, donde te darás cuenta cómo la tradición del regateo se sigue practicando tal y como se hacía hace cientos de años atrás. No puedes olvidar dar un paseo por el barrio Ortaköy y su bellísima mezquita.

Por otro lado, te recomiendo pasar por la Torre de Gálata, pude subir y aprecié hermosas vistas de la ciudad, luego caminé por las cercanías del lugar y encontré tiendas hippies y music shops, así como también bellos artes urbanos, que en lo particular disfruto mucho las expresiones de arte de las personas que hacen vida en la ciudad.

Como parada obligatoria en cada viaje que realizo, los barrios son un punto importante, esta vez quedé encantado con el barrio Karaköy, sin duda uno de los sitios emergentes con más personalidad que he visto alrededor del mundo.

Te recomiendo que empieces al final de la tarde con un café y luego te sumerjas en sus calles, disfruta de una rica bebida sin alcohol en uno de los alternativos locales como el Karabatak, y termina la noche cenando al tiempo que te dejas llevar por su vibrante energía.

Amo comer, es uno de los mayores placeres de la vida y Estambul es una ciudad que ofrece un paraíso gastronómico, engordar sería tarea fácil ante tantas delicias, así que toma tus precauciones.

La gastronomía turca se caracteriza por emplear una gran diversidad de ingredientes en la elaboración de sus platos, disfrutan comiendo cosas estilo tapas, picoteo o “mezzes”, son muy populares las de vegetales y pescados, yogures y aceitunas.

Es necesario que pidas un variado y verás cómo lo disfrutarás, te lo aseguro.  El plato más internacionalizado de Turquía es el tradicional Doner Kebab, pero mi favorito es el menos común llamado Fish Kebab. También destaco el Borek que es un plato similar a la Empanada, va relleno, mi favorito es el de queso o espinacas, ambos exquisitos.

Debo aceptar que de solo pensar en la comida de Estambul se me abre el apetito, un punto a favor es que si disfrutas la comida en todo momento, allí lo podrás hacer a un bajo precio.

Hay una variada oferta de restaurantes, no todos son buenos, pero te recomiendo el “Amed terrace restaurant”, donde tendrás una riquísima comida con una vista genial de la ciudad.

Si eres como yo y optas por un postre luego de comer, los dulces turcos tienen mucho protagonismo, suelo controlar mi consumo de azúcar pero en Turquía hice una excepción.

Deben probar el Baclava, el más popular, se trata de un pastel de hojaldre con nueces o pistachos y jarabe de miel. También me encanta el  halva turco, que es una pasta de granos y azúcar, una delicia. Cualquiera de estos cómpralos frescos y no industrializados, para que disfrutes realmente su sabor original.

Esta ciudad te invita a disfrutar de ella, al tiempo que tomas un té o “cay”, bebida que se sirve bien caliente y es deliciosa, además de ser la más consumida en todo el país.

Si necesitas cafeína, El café turco o “kahve” es fuerte y mundialmente conocido, aunque no exista cultivo de esta planta en Turquía, su fama viene de su cuidada elaboración.

No te sorprenda que alguien te lea el futuro en el fondo de su taza.

Para cerrar este viaje, les resumo que Estambul es una ciudad excepcional, ícono del mundo llena de lugares históricos y rincones mágicos que esperan por ti.

Sus dualidades, versatilidad y contrastes hacen que sea un destino obligatorio en el pasaporte de todo buen viajero, te invito a conocer esta fantástica ciudad.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!