gastronomía, Turismo, Viajes

Lisboa, tradición y buen comer

Lisboa, la capital de Portugal, y mayor ciudad, es un lugar que refleja idealmente la tradición del país, conservadora y moderna al mismo tiempo.

Abarca un territorio perfecto, es lo suficientemente grande como para dejarte recorrer sus calles y lo perfectamente pequeño para hacerte sentir a gusto y disfrutar de las alternativas que Lisboa tiene para ti.

La misma está situada entre la desembocadura del Río Tajo y en las costas del Océano Atlántico, es una ciudad mágica, con una vibra increíble y súper multicultural que sencillamente engancha.

Si tu plan es conocer de lleno esta ciudad, debes recorrerla caminando, el centro de Lisboa es un lugar fantástico para recorrer a pie, aunque hay otros rincones emocionantes que debes conocer usando otros medios.

Portugal me encanta, en este viaje a su capital pude identificar los sitios obligatorios a los que debes ir.

En primer lugar tienes la Catedral de Lisboa, Plaza del Comercio, Plaza de Rossi y el  Mirador de Santa Catarina, el cual te incita a terminar la tarde tomándote una cerveza en medio de una vista  maravillosa  y un ambiente cautivador.

Por otro lado, debes dedicar tiempo suficiente a conocer los alrededores de la ciudad, cuyos destinos obligatorios son: Sintra, un pueblo hermoso como de cuentos de hadas, en el cual debes visitar el Palacio de Pena.

Otra parada obligada es Cascais, un pueblo resort con un excelente ambiente en verano, en mi opinión es uno de los mejores rincones que tiene el oeste de Europa para un escape veraniego.

Si hablamos de gastronomía, Lisboa tiene muy buen material, es una ciudad donde comer representa una experiencia memorable y al mejor precio.

El bacalao o “bacalhau” es el ingrediente estrella en Portugal, yo particularmente amo los Bolinhos de bacalhau y el arroz com polvo, así como también una deliciosa  calderada de Peixe.

En general hay gran variedad de mariscos y pescados que comer en estas tierras, para los amantes de la carne hay infinidad de platos.  Un sitio indispensable para comer en esta ciudad es la Cervejaria Trindade.

Los amantes de los dulces también tienen su parada esencial en el Belem, deben probar los famosos Pasteles de Belém en Casa de los pastéis de Belém, para muchos uno de los mejores secretos de Lisboa, seguramente encontrarás una fila de gente esperando, pero valdrá la pena.

Si vas en plan fiestero, Lisboa es una de las capitales europeas con mayor actividad nocturna, me divertí un montón.

Uno de los lugares populares para empezar la noche de Lisboa es el Barrio Alto, luego de una buena cena puedes alternarte en sus bares y disfrutar.

Para cerrar la noche te recomiendo ir a una de las discotecas más multitudinarias de toda la ciudad, llamada “Lux”. Esmérate en una buena vestimenta porque suelen ser un poco selectivos en la entrada.

Desde mi punto de vista Lisboa es un destino encantador por doquier, entre las paredes de sus edificios desgastados, viejas tascas, cafés tradicionales,  alegre arquitectura, clásicos azulejos, su comida, su gente, sus atardeceres y muchas otras cosas más hacen de esta ciudad un lugar especial en los cuales espero vivir algún día.

Lisboa

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!